Mi primer día en Asia

miércoles, 14 de enero de 2009

Anoche me acosté a la 1 y a las 5:30 ya estaba despierto, maldito jetlag. Así que he estado preparando las entradas anteriores, viendo amanecer, y sacando unas fotos. A ver que os parece mi habitación:
2009_0114_071614AB

2009_0114_083044AA Lo primero ha sido la correspondiente vista a la celebérrima planta octava del hostal, donde pude comprobar que es cierto lo que dicen, tiene unas vistas magníficas (a ver si mañana hago una foto panorámica). Y después a coger el barco-bus para ir al norte del centro de la ciudad –mi hostal está en el sur- y hacer el recorrido turístico “de vuelta a casa”. Lo de los barcos esos es una gozada. Aunque a las 8:30 am hace algo de frio para ir en manga corta, pero aun así merece la pena… ¡Y por solo 30 céntimos! El caso es que me bajé bastante al norte y fui paseando por esta ciudad-mercado-callejero hasta el conjunto 2009_0114_100543AA histórico artístico del “Gran Palacio y Templo del Buda Esmeralda (Wat Phra Kaew)”. Aquí hay varios templos, entre los que destaca el del nombre, donde hay un Buda de jade de 75 cm. de altura, y está arriiiiba y leeejos, así que se ve muy chiquitín. Además no dejan sacar fotos, así que lo buscáis en en google si queréis verlo. También está la antigua residencia real, con tronos y esas cosas y un museo de armas con la colección de Winchesters, Colts, Mauers… del Rey no-se-qué. Paso de contar más cosas que se pueden encontrar en la wikipedia, el que quiera ya sabe lo que tiene que hacer. En definitiva, el sitio es bastante impresionante, aunque hay demasiados turistas y sale –relativamente- caro: 7,50€.

2009_0114_124744AA Con un calor bastante intenso, el sol en la cara y ni una triste sombra en la que refugiarme en unos 600 metros, emprendí camino a Wat Pho, el templo donde se encuentra el buda reclinado más grande de Tailandia (46 metros de la cabeza a los pies). Además de este templo en el recinto hay otros más pequeños -bastante interesantes- y tantos turistas como en el otro lado. Allí había quedado con Valerie, otra amiga de Couchsurfing, pero no se presentó, así que lo vi yo solito.

 

2009_0114_131448AA Al salir del templo, y con bastante hambre, me puse a andar sin rumbo fijo por entre los puestos que había en una calle, pasando de la zona de ropa a la de comida (puntualizo: comida venden por todas partes, cuando digo zona de comida es porque SOLO hay puestos de comida) y luego a una de flores. Estaba cansado y lo de comer en la calle entre los puestos y la gente no me parecía la mejor alternativa. Así que me fui hacia un centro comercial y comí en un KFC (si, soy un turista y hago cosas de turista).

 

Mientras comía recibí un SMS de Valerie y al poco de terminar de comer -por fin- nos encontramos. Tratamos de ir a un mercado flotante que hay en un canal al otro lado 2009_0114_172549AA del río, cogimos un tuk-tuk (0,40€) hasta el muelle y, tras muchas peleas con los timadores de los barcos rápidos turísticos, nos enteramos de que ese mercado solo está los fines de semana. A Valerie le apetecía ver el mercado de las flores, y yo no tenía nada mejor que hacer, así que cogimos el barco-bus hacia el sur y nos plantamos en el mercado. La verdad es que no es lo mismo ver un sitio solo que con alguien. Además Valerie es una persona muy curiosa y se paraba en todas partes a verlo todo. Si no fuera por ella no había probado una especie de masa de almendras garrapiñadas envueltas en una cosa gelatinosa extraña (una caja con unos 10 por 0,45€), ni un té de jengibre con tofú y una especie de churros pequeñitos (1 cuenco, 0,20€).

2009_0114_170102AA2009_0114_170403AA

Valerie había quedado con una finesa en otro lado un poco más tarde. Pero yo estaba ya demasiado cansado y decidí dar el día por (casi) terminado. Así que me fui paseando por lo más profundo del barrio chino hasta el hostal. Me di una ducha y me fui a buscar un ciber para publicar las entradas de ayer.

Hala, eso es todo.

Anecdotario:
1- Sol y calor, creo que me he quemado.
2- Aún no he visto a un solo español, increíble.
3- La moneda de 10 Bahts (22 céntimos) es ÉXACTAMENTE IGUAL que la de dos euros. Cuando curraba en el Gambrinus nos colaron una, estoy por llevarme un saco a la vuelta :)
4- En los templos hay una entrada lateral solo para tailandeses, ellos no pagan entrada. También hay un zapatero especial para ellos en las puertas (A los templos se entra descalzado).

5 comentarios:

Loly dijo...

No se si encontrarás mangostanes, es una fruta topical que se come en aquella zona, es un fruto color violeta y dulce, la cascara mancha todo lo que pilla, pero esta bueno.

Guillermo dijo...

¡Buenas!

Qué envidia me estás dando. ¡Estoy deseando que pase un mes para irme para allá contigo! Una pena que no parases en Doha, aunque bueno, así haré algo yo el primero :)

Te cuento que, después de muchos problemas, por fin conseguí reservar mi vuelo: llego a BKK el día 15 de febrero por la mañana. Me falta comprar el vuelo de BKK a Ho Chi Minh City. Estuve mirando los precios de los vuelos según la fecha de salida y, aunque según se acerca el día, el precio va creciendo en general, no siempre es así. Al final creo que esperaré a ver qué más publicas sobre BKK y, si me gusta, me quedaré allí un par de días.
De momento, nada más. Ahora me toca todo el jaleo de arreglar papeles, vacunas, equipaje, documentarme y todas esas cosicas. ¡¡Yuju!!
Por cierto, una pregunta. ¿Para Camboya, Vietnam o Tailandia hace falta visado, o basta con el pasaporte si te vas a quedar pocos días? Cuéntame, plis.
Hale, sigue pasándotelo guay y actualiza cuando puedas. Así me iré haciendo a la idea, y se me irán poniendo los dientes largos.
Un abrazo desde Madrid!

José Luís dijo...

Muy buena la entrada, y si no fuera porque te he visto en una foto no me creería que hablas de ti, sobre todo eso de comer en un KFC (aun me acuerdo del coñazo que le dábamos a Salva por cosas como esas en el Sojo) y tb por eso de no conocer a la finesa por irte a casa a descansar.

Je, je, seguro que está siendo increíble y espero seguir "viviéndolo" desde tú blog.

Un abrazo,

José

Anónimo dijo...

no sigas dandonos envidia q nos vamos la familia para alla jeje, al final vas a venir mas gordo de como te fuiste... se te echa de menos.besos!!! Marta

Ana García-Cobo dijo...

Eso, eso, recordando al Gambrinus desde Tailandia. Tú sí que sabes. Suerte Dani.Un beso, Ana.

Publicar un comentario