Luang Prabang-Vang Vieng

martes, 27 de enero de 2009

2009_0127_074100AA A pesar de que anoche me acosté tempranito me ha costado levantarme esta mañana a las siete para coger el bus a Vang Vieng. He desayunado un bocata de tortilla francesa sin nada más (0,95€) -estoy mucho mejor, pero no es plan de estropearlo ahora. El bus (8€) ha salido a las ocho en punto, con una puntualidad suiza. Es un bus viejo, pero con asientos cómodos y espaciosos, además iba medio vacío y he disfrutado de dos sitios para mi solo :)

 

2009_0127_111949AA De Luang Prabang a Vang Vieng hay 230 kilómetros de curvas. Para que os hagáis una idea, viene a ser como una carretera asturiana. Solo que aquí la vegetación que cubre las montañas es más tropical, claro. Las montañas, los bosques, las aldeas y los aldeanos hacen que las seis horas y media de viaje (con una parada de media hora casi al final) se pasen de un modo bastante ameno.

 

 

2009_0127_120329AA2009_0127_125352AA

Vang Vieng, ¿Por donde empezar con Vang Vieng?… creo que empezaré citando a la biblia -guía Lonely Planet (traducción libre y anotaciones personales en rojo):

La queja más común es que para ganar sus medallas como miembro de la comunidad mochilera internacional Vang Vieng ha perdido su alma. La calle principal de esta otrora tranquila villa es ahora una especie de hermano pobre de Khao San Road (la calle mochilera de BKK, ya hablé de ella), con mochileros tumbados en bares viendo taquillazos de Hollywood y un capítulo tras otro de Friends (doy fe, he contado 3 bares de Friends y 1 de Los Simpsons) mientras engullen happy-batidos.

2009_0127_162834AB

El caso es que he llegado, me he metido en el guest house más barato que he encontrado (9,50€, esto es bastante caro), he comido un arroz con atún a secas, sin salsas raras ni nada con una infusión de menta natural y me he ido a dar una vuelta por el pueblo y alrededores. Dando la vuelta he decidido pasar el día de mañana aquí para visitar alguna de las cuevas y quizás descender el río en una rueda de camión, “tubing” le dicen a eso. Cito otra vez a la biblia “hacer tubing en el río Song se ha convertido en un rito de paso en el circuito mochilero de Indochina. Y todo sea dicho, es muy divertido”, creo que va a merecer la pena.

Aquí abajo a la izquierda podéis ver una foto de mi primer encuentro con uno de los regalos que el ejército norteamericano dejó por estas tierras hace unas décadas, ya hablaré más del tema cuando llegue a Phonsavan.

2009_0127_163018AA

2009_0127_173942AA El pueblo está perfectamente descrito por la primera cita, así que solo añado que escribo estas líneas en la cama de mi habitación con los tapones puestos ya que hay una competición entre los bares del otro lado del río para ver quien pone peor música y más alta -me han dicho que cierran a las 23:30... ¡Ojalá! Además escribo iluminado por una vela, hace unos minutos se ha ido la luz y me han dicho que se arreglará en 40 mins… ya veremos. Lo peor es que solo ha sido en mi hostal, los bares de enfrente siguen vomitando ruido. A cambio he disfrutado de una magnifica puesta de sol desde la misma puerta de la habitación.

Son las 19:39 y ya solo me queda salir a publicar la entrada de ayer y esta, subir las fotos a la galería y cenar algo.

Notas:
1- Aún no sé que pensar de Laos, llevo cinco días aquí y sigo desconcertado.
2- Agradecería mucho opiniones sobre los videos, me lleva bastante tiempo subirlos y ponerles música y no sé si merece la pena.
3- He cenado pescado plancha con patatas fritas… espero no haber tentado demasiado a la suerte. Le he caído bien al tío del bar y me ha regalado dos plátanos al salir.
4- La luz volvió en un rato. Pero cuando salí de la habitación se había vuelto a ir. Me han prometido que esta noche habrá luz…
5- La conexión parece buena, pero hace cosas raras, como no dejarme subir fotos al picasa. Cuando estén os aviso :-(

3 comentarios:

Loly (novia de Juan) Jaén dijo...

Bueno un blog es una cosa muy personal y yo me siento como una pequeña intrusa cotilleando.
Debo decirte que sí, que los videos merecen la pena y que a mi me está gustando como quedan.
Confieso que entre rato y rato de estudiar de escapo a ver si lo has actualizado.
Apuntate una fan :-)

Anónimo dijo...

Uuummm, hare que no he oido lo de las carreteras asturianas. Ademas, aqui sale el paisanin de turno repartiendo culines de sidra en cada curva ¿a que eso no te paso alli? ¿Eh? ¿Eeehh? ¡¡¡EEEHHHH!!!
Mientras no tengas "huespedes" en el estomago, lo de la diarrea es estupendo (para adelgazar, digo, je, je, je).
Un abrazo.
Alfredo

Anónimo dijo...

Hola Daniel:Cuidado con lo que comes, que una buena diarrea te puede estropear el viaje y a nosotros el placer de seguir tu aventura.No te puedo comentar si los vídeos merecen la pena, tengo problemas y no los puedo abrir.Abrazos.Fernando y familia.

Publicar un comentario