Siem Reap-Bangkok

lunes, 2 de marzo de 2009

Otro día de autobús, frontera, furgoneta… así que, para variar un poco, en vez de contar el día voy a hacer un listado de cosas reseñables.

2009_0302_083008AA 1- El bus de SiemReap a Poipet: 33 personas, las maletas en el pasillo, sin aire acondicionado. 4 horas y media con una parada para desayunar en la que hubo un conato de motín porque la gente quería seguir para llegar cuanto antes.

2- Entre la aduana de Tailandia y la de Camboya hay varios hoteles con casino, parece ser que en Tailandia están prohibidos y los tailandeses se vienen aquí a dejarse la pasta.

3- Al entrar en Tailandia no hay que pagar visado :-O

4- La furgoneta nos dejó -a las seis y media de la tarde- en el guetto mochilero de Bangkok, Khao San Road. Me recorrí la zona entera en busca de una habitación buena, bonita y barata. Al final me he quedado en una que es solamente barata, pero mucho (3€).

5- Al volver a Bangkok uno se siente como si volviera a la civilización despues de haber estado en la jungla. No solo por el grado de desarrollo y/o occidentalización, sino sobre todo porque -en general- las cosas tienen etiquetas con el precio y los vendedores (o moto-taxis, tuktukeros…) no son agobiantes, los pocos que te hablan antes de que tú les pidas algo te sonrien y te desean buena suerte cuando les dices que no. Ciertamente agradable.

2009_0302_134602AA2009_0302_151020AA

2 comentarios:

Sergio (Portal) dijo...

Ayer estuve por la Finca y me contó Bea lo de tu viaje. Que de puta madre tío. Me das mogollón de envidia. Me voy a ir leyendo todas las entradas del blog. Estás haciendo el viaje que me molaría hacer algún día.
Te veo al final haciendo como un francés que conocí en Chan Mai, que trabajaba seis meses en Francia y se iba a Thailandia el tiempo que le durara la pasta.
Qeu disfrutes tío. Un saludo

Daniel Rivas dijo...

Bienvenido a este, tú blog. Espero muchos comentarios y votos (aunque sean positivos, como diría Oscar Wilde).
Gente como el francés ese hay a patadas por aquí, y la verdad es que dan un poco de envidia...
Un abrazo!

Publicar un comentario