Vinh Long, entrada al delta del Mekong

viernes, 20 de febrero de 2009

2009_0220_082807AA Nos hemos despedido de Saigón a lo grande: recorriendo la distancia desde el hotel hasta la estación de autobuses en moto-taxis. Es como una montaña rusa, pero sin cinturón de seguridad y con una mochila de más de 10 Kg. haciendo de tercer pasajero. Por 1,75€ no solo nos han llevado a donde queríamos llegar, sino que además nos han llevado rápida y eficazmente. Eso significa que si la línea más corta va por el carril contrario de la calle, pues se va por el carril contrario. Tremenda experiencia.

2009_0220_093939AA2009_0220_095033AA

2009_0220_125848AA En apenas tres horas de viaje sin incidentes reseñables llegamos a Vinh Long (136 kilómetros, 3€). Según el plano que hay en la biblia la estación de autobuses está en el centro del pueblo, así que rechazamos a los motoristas-moscones y comenzamos a caminar. Parece ser que Vinh Long tiene dos estaciones de autobuses y no tardamos mucho en darnos cuenta de que el bus nos había dejado en la que está donde Buda perdió el mechero. Así que tuvimos que aceptar los servicios de un par de motociclistas que nos llevaron al centro. En la discusión sobre el precio habíamos acordado 15.000 Dongs (0,75€) cada uno, pero parece que ellos habían entendido 50.000 (2,50€) y no se quedaron muy contentos cuando les pagamos, pero se fueron sin causarnos problemas.

2009_0220_164246AA Encontramos un hotel (habitación doble: 10€) y nos fuimos a comer. Vinh Long es una ciudad de 130.000 habitantes en la que los turistas suelen contratar tours por las islas, que son lo bonito de por aquí. Así que cogimos el transbordador local (0,05€) para cruzar el río Co Chien (que es uno de los brazos en los que se divide el Mekong antes de morir en el Mar de la China Meridional) hasta la isla de An Binh. Lo primero que vimos allí fue un templo absolutamente iconoclasta donde las estatuas de buda y de una especie de Virgen con peineta y mantilla tienen coronas de neón, muy curioso. La isla está llena de canales, frutales y casas que siempre están a unos metros del camino semiocultas entre árboles. La gente que pasa en bici o moto te saluda y sonríe, incluso desde las casas se escucha algún “Hello!” cuando te ven pasar. Mientras paseábamos disfrutamos de una puesta de sol espectacular y, ya de noche,cogimos el transbordador de vuelta a Vinh Long.

2009_0220_171714AA2009_0220_172643AA2009_0220_171327AB

2009_0220_210918AA Cenamos estupendamente en un restaurante recomendado por la biblia y dedicamos el camino de vuelta al hotel a tomar batidos de frutas en diferentes puestecillos callejeros. Están todos buenísimos y acabamos bastante hinchados (a menos de 0,50€ el batido uno siempre quiere más).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La foto del señor vietnamita leyendo El Jueves no tiene precio!

Disfrutad mucho!

Rosa

Mauri y Dani dijo...

Hola, estamos pensando con 3 amigas ir a Vietnam en Mayo y se me ocurre preguntarte que tan peligroso puede ser ir a Vinh long y rentar un bote que nos deje en Chau Doc y pasar la noche allí y luego al otro día retomar para ir a Phnom Penh.
Se puede hacer sin pagar una excursión? Y la última... cuanto sale hacerlo por las tuyas?
Muchas gracias
mgiacomett@gmail.com

Daniel Rivas dijo...

Para Mauri y Dani:
creo que la dirección de email que me habeis de jado no es correcta...

Mauri y Dani dijo...

erdón por 2 cosas...
1a: no te dije que este blog va a ser uno de los itinerarios de cabecera de nuestro viaje porque está muuuuy bueno.
2a el mail es mgiacometti@gmail.com
Saludos enormes desde Uruguay. Estaré en Madrid y Málaga a principios de Agosto. Saludos.
ahh los viajeros somos Mauri (yo), Dani (mi novia) y 2 amigas mas.
Si deseas visita mi blog (está en pañales) elgrangvt.blogspot.com
Nos vemos

Publicar un comentario